Turismo

Osaka (Japón)

Cómo usar el sistema de transporte japonés (II)

24/04/2019

En el artículo anterior tienes algunos consejos básicos sobre cómo usar el sistema de transporte japonés en general, incluyendo trenes y autobuses. Sin embargo, cuando vayas a usar el tren en Japón, te surgirán nuevas dudas relacionadas principalmente con el gran entramado de líneas y los tipos de trenes de los que dispone Japón. Por ello, en este artículo voy a hacer hincapié en cómo diferenciar un tren de otro, así como la manera de obtener una tarjeta de transporte, que te será de gran utilidad en tu viaje o estancia en el país.

1. Fíjate en qué compañía te conviene y ve hacia su estación correspondiente.

En Japón suelen convivir en la misma ciudad varias empresas privadas, tanto de tren (JR o Hankyu) como de metro, todas con distintos precios y conexiones; por lo que cada compañía tendrá su propia estación. Por ello es importante que mires bien qué compañía y estación te conviene, teniendo en cuenta su rapidez y cercanía a tu destino. Para ello Google Maps será sin duda tu aliado.

2. Usa una tarjeta de transporte y recárgala antes de entrar y/o salir.

La tarjeta de transporte, llamada según la región “Suica” (Japón oriental), “Icoca” (Japón occidental) o “Pasmo” (Tokio), es de prepago, la puedes adquirir en los puntos de venta de billetes y vale en casi todas las compañías y sistemas de transporte, e incluso para comprar en las tiendas 24 horas (konbini) y otros establecimientos. En muchos casos, su uso no supondrá ningún descuento en tu billete, pero sí que hará tu día a día mucho más cómodo. Para recargarla, podrás hacerlo antes del trayecto en la misma máquina de venta de billetes o bien a la salida en la máquina localizada junto a la puerta.

3. Combina diferentes billetes.

También puedes usar una combinación de varios tickets en un mismo viaje, algo especialmente recomendable si usas algún descuento en alguno de los tramos. Si se da este caso, tan solo tendrás que pasarlos todos a la vez, como si fuera un único ticket.

4. Hay cuatro tipos de trenes: locales, rápidos, superrápidos y shinkansen.

Según la importancia de la parada, pasarán por ella trenes de una o varias de esas categorías. De este modo, los locales pararán en todas las estaciones, mientras que los más rápidos solo lo harán en las estaciones principales. También está permitido montarte en un tren de una categoría, hacer trasbordo y cambiar a otra, ya que el precio generalmente no tiene en cuenta el tren que hayas usado sino únicamente las estaciones de inicio y de destino.

5. Pero ten cuidado con los “limited express”.

Esta es una de las excepciones, ya que en estos trenes sí que tendrás que pagar un extra, al igual que en ciertos tipos de shinkansen si vas con el JR pass.

6. Y reserva tu asiento en los shinkansen.

En Japón ningún billete de tren lleva un asiento asociado, de modo que cualquiera puede subirse al tren siempre y cuando quede algún espacio para estar de pie. Esto está muy bien si vas con prisa, pero para largos viajes puede ser muy pesado. Por suerte, en los trenes bala tienes la opción de reservar tu asiento. Para ello, acércate a cualquier estación y pide la reserva con bastante antelación, que además es gratuita si tienes JR pass.

Espero que te hayan servido estos consejos, y ¡mantente atento al siguiente artículo si quieres aprender algunos trucos para ahorrar dinero en el día a día!

Un artículo de Elena Martín Turnes para CEXT

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí