Turismo

Osaka (Japón)

Cómo usar el sistema de transporte japonés (I)

11/04/2019

Japón es conocido por tener uno de los sistemas de transporte más eficientes del mundo. Los trenes conectan prácticamente cada rincón del país y más de la mitad de la población usa este u otro medio de transporte, sin contar el automóvil, para ir a la escuela o el trabajo. Sin embargo, al igual que la cultura nipona es bien diferente a la española, así lo es también el modo en el que se usan los medios de transporte. En este artículo encontrarás los consejos más importantes a la hora de usar el tren, metro y autobús en tu primer viaje a Japón.

1. Compra en función del precio del trayecto, no de la estación de destino.

Mientras que en España, para comprar un billete de tren o metro, seleccionamos la estación de destino, en Japón tendremos que seleccionar el precio del viaje. Este aparecerá indicado con un número sobre cada tramo en un mapa situado justo encima de las máquinas. Por tanto, nuestro billete servirá para cualquier trayecto cuyo precio sea el mismo.

2. Guarda la cola y deja salir antes de entrar.

En el suelo de cada andén encontrarás unas marcas indicando dónde empezar la cola, la cual se hace de dos en dos y se respeta incluso en hora punta. Además, cuando llegue el tren, si estás en la primera fila, apártate un poco hacia el lado para dejar salir antes de entrar.

3. No hables por teléfono en el tren.

Por lo general, Japón es muy silencioso, y en los trenes mucha gente aprovecha para dormir. Por ello, aunque sí está permitido hablar en persona (siempre y cuando no sea muy fuerte), las llamadas telefónicas están prohibidas.

4. Los trenes son muy puntuales, ¡no seas impaciente!

Mira bien el minuto al que sale tu tren o metro. No te montes directamente en uno anterior pensando que ha llegado con mucha antelación (especialmente si no se trata de una estación principal), ni en otro que salga unos minutos más tarde de lo indicado. Aunque es verdad que se pueden dar retrasos, mi consejo es que te fijes bien en la línea y el destino de cada tren o metro, ya que es muy fácil confundirse.

5. El billete se pasa tanto al entrar como al salir.

Lo mismo ocurre en el caso de que uses una tarjeta de transporte, ya que la máquina hace el cálculo de dónde te subiste y bajaste para cobrarte el precio correspondiente.

6. En el caso de los autobuses, se paga al bajar.

Aunque excepcionalmente pueda haber autobuses donde se pague al subir, en la mayoría de prefecturas tendrás que pasar la tarjeta de transporte al inicio y al final, como en los trenes y metros, o coger un ticket a la entrada, indicando la parada de subida, y pagar lo correspondiente al bajar.

7. Además, en los autobuses se entra por detrás.

En Japón la puerta delantera se usa para bajar, y así pagar al final del trayecto; y la lateral o trasera, únicamente para subir y coger el ticket mencionado en el punto anterior. Por último, el dinero no se le da al conductor, sino que se introduce por una ranura que calcula automáticamente la cantidad pagada.

¿Tienes alguna duda sobre cómo usar el sistema de transporte japonés? Deja tu pregunta en los comentarios. En el próximo artículo encontrarás más consejos relacionados. ¡Buen viaje!

 

Un artículo de Elena Martín Turnes para CEXT

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí