Trabajo

PARIS (Francia)

Los puntos de atención al firmar un contrato de trabajo en Francia

12/02/2019

En Francia, el derecho laboral es muy protector del empleado. Por eso, antes de comprometerse en un empleo, hay que vigilar algunos puntos básicos para asegurarse que se cumplirá con sus derechos.

Forma del contrato

En principio, en Francia, el contrato de trabajo tiene una forma libre y puede ser oral. Sin embargo, la ley impone una forma escrita para los contratos especiales. Por tanto, todo contrato que no sea de duración indefinida y de tiempo completo tendrá que ser escrito.

Al final, es muy probable que el contrato sea escrito lo que permitirá examinarlo con atención.

Los puntos de atención

En lo siguiente, se detallan algunas de las principales cláusulas que deben de ser comprobadas para comprometerse con serenidad.

  • El convenio colectivo aplicable

En Francia, además de la ley, existen convenios colectivos aplicables a ciertos sectores laborales (por ejemplo “Convenio Colectivo de los ingenieros y directivos de la metalurgia”) cuyo reto es proteger aún más los empleados según las particularidades de cada sector. A veces, se pueden aplicar acuerdos que se aplican a una empresa en particular.

Entonces, el contrato de trabajo debe indicar cual es el convenio aplicable. Se trata de una información valiosa para estar en capacidad de averiguar el cumplimiento de sus derechos laborales.

Aunque sea raro, también puede ser que ningun convenio colectivo se aplique. En este caso, se tendrá que referir únicamente a la ley.

Los convenios colectivos y acuerdos de empresas pueden consultarse en la web: https://www.legifrance.gouv.fr/initRechConvColl.do

Los sindicatos especializados también pueden facilitar esta información.

  • El período de prueba

El contrato puede prever un período de prueba durante el cual, a menudo el empleador, pero también el empleado, puede rescindir, sin tener que modificar el motivo, el contrato con un preaviso corto (salvo disposición convencional diferente, entre 24 horas y un mes según la pertenencia).

Para que sea válido, el período de prueba tiene que ser explicitado en el contrato.

En principio, para los contratos de duración indeterminada, el periodo de prueba no puede exceder 2 meses. Sin embargo, puede ser renovado como máximo una vez siempre y cuando se haya previsto en el contrato esta renovación y que sea aceptada por el empleado.

Pueden existir algunas variaciones según el tipo de contrato (Contrato de Duración Definida, por ejemplo).

  • La remuneración

En Francia existe un salario mínimo interprofesional que todos los contratos tienen deben de cumplir. Hoy en día (febrero 2019) es de 1 521,22 € brutos mensuales (10,03€/hora) brutos.

Otra información menos conocida es que los convenios colectivos también prevén salarios mínimos según la posición y el coeficiente convencional y la pertenencia del empleado.

Entonces, se debe averiguar en el convenio colectivo cual es el salario mínimo aplicable a la posición y el coeficiente indicado en el contrato.

  • La duración del trabajo

En Francia, la duración del trabajo puede organizarse de varias maneras.

En la mayoría de los casos, el contrato estipula una duración horaria semanal. La ley impone una duración de trabajo máxima de 35 horas por semana. Sin embargo, el contrato puede fijar una duración más larga. Por ello, a menudo se puede encontrar una duración de 39 horas cada semana. Esto implica el pago de horas extras.

Además, los contratos pueden organizar la duración del trabajo de manera diferente mediante lo que se llama un “forfait”. Se trata de un conjunto de horas o días por mes o año. Por ejemplo, muy a menudo los directivos están sometidos a un conjunto de 218 días de trabajo (lo máximo que prevé la ley) por año.

Cualquier sea la forma de la duración, en principio se tiene que cumplir con un descanso diario mínimo de 11 horas consecutivas y un descanso semanal mínimo de 24 horas consecutivas (a menudo se trata del domingo, pero puede ser otro día).

  • El preaviso

Al firmar un contrato también es importante saber cómo deshacerse de éste. Entonces, se tiene que mirar con atención la cláusula de preaviso.

El preaviso es el plazo mínimo que se debe cumplir entre la notificación de la ruptura del contrato y su terminación efectiva. Las dos partes tienen que cumplirlo. Existe una excepción en el caso de que el empleado haya cometido una falta grave o una falta deliberada (“faute lourde”).

La duración de este plazo se encuentra en el convenio colectivo aplicable pero el contrato puede prever una duración más larga.

Por supuesto, según los casos, también puede existir otros puntos de atención como la cláusula de no competición, por ejemplo.

¿Dónde encontrar información fiable e inteligible?

El gobierno francés facilita una información jurídica clara sobre el derecho laboral en las webs siguientes:

También se puede buscar en las webs de los sindicatos sectoriales, o dirigirse directamente a ellos.

Sin embargo, cuando se trata de problemáticas con consecuencias eventuales más importantes, por ejemplo, las cláusulas de no competición para los cargos más altos, es pertinente recurrir a profesionales del derecho que comprobarán la seguridad del contrato.

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí