Experiencias

Buenos Aires (Argentina)

Marta Villar: “Argentina me ayudó a valorar más Galicia y mi cultura”

10/03/2019

Marta Villar es una viguesa de 38 años que tras finalizar la carrera de Educación Social decidió cumplir su sueño: conocer Buenos Aires (Argentina). Llegó para pasar solo quince días de vacaciones, pero el destino hizo que el amor se cruzara en su camino y cambiara sus planes. Hoy lleva ya nueve años viviendo en la ciudad de la furia y aunque la morriña gastronómica parezca superarla en ocasiones, ha encontrado en su país de acogida un potenciador de su sentimiento de galleguidad y tres importantes razones por las que quedarse en Suramérica: el teatro, la educación popular y el empoderante movimiento feminista.

CEXT – Después de casi una década en Buenos Aires, ¿cómo recuerdas tus primeros años en el país?

Marta – Los primeros trabajos fueron muy precarios, pero después de casarme y obtener la residencia me hablaron de que en el Instituto Argentino Gallego Santiago Apóstol necesitaban una profesora y dije, bueno, voy a escribir. Me llamaron y empecé a trabajar. Primero fueron un par de horas y, poco a poco, me fueron ampliando como profesora de lengua gallega en infantil y primaria.

CEXT – ¿Cambia mucho dar clases de gallego a niños y niñas de otro país?

Marta: Es una experiencia nueva por dos cosas: primero porque la realidad argentina es diferente a la española, pero también por enseñarles gallego aquí, y entendí que era necesario innovar en la metodología. No les puedes dar ortografía y gramática tan duramente desde chiquitos, sino que es más como una aproximación desde el juego, desde lo emocional y el conocimiento de una cultura que proviene de 11.000 kilómetros de distancia.

CEXT – Claro, porque en estos nueve años viviendo en Buenos Aires solo has regresado en tres ocasiones a Galicia, ¿qué haces para combatir la morriña?

Marta: Lo que más me cuesta es la comida, no me pueden hablar de comida porque me dan muchas ganas de irme, así que una vez al año por lo menos tengo que hacer el pulpo. Lo hago yo, con ritual y todo. Después, la naturaleza. Claro, yo soy de Vigo y a un lado tienes el mar y al otro la montaña, así que aquí intento escaparme al Delta del Tigre que está cerca y es una tranquilidad natural donde desconecto. Y otras veces me voy a la Costanera Norte y, bueno, imagino que es el mar.

CEXT – Desde que llegaste al país, especialmente en los últimos años, te has implicado de forma notable en diversas iniciativas feministas, entre ellas, la más reciente es ‘Galegas na diáspora’, ¿de qué se trata?

Marta: Siempre fui feminista pero con miedo a la palabra feminismo. Si bien tenía conciencia e intenté toda la vida ser coherente con la búsqueda de la igualdad. Aquí empecé a conocer gente que militaba en diferentes espacios. Estuve colaborando en la Villa 21-24 un tiempo y ahí se empezó a formar un grupo de mujeres. Justo ahí saltó el ‘Ni una menos’ y para mí fue un antes y un después. Como sobreviviente de abusos sexuales en mi infancia y después de múltiples violencias machistas que he padecido, como casi todas las mujeres, para mí esos encuentros significaron mucho y no me quedó otra que decir “soy feminista”, porque empecé a darme cuenta de lo necesario que es el ser consciente y practicar el feminismo como forma de vida.
Al mismo tiempo, en la colectividad gallega empecé a conocer a compañeras con las que hablábamos cada vez más del tema, supongo que por esta cuarta ola feminista internacional, y dijimos: Necesitamos un espacio para hablar entre nosotras, para conocernos, para apoyarnos, ver también qué es lo que pasa dentro de la colectividad, y así se fue dando este ‘Galegas na diáspora’.

CEXT – ¿Qué crees que te ha aportado Argentina?

Marta: Lo primero es a valorar más Galicia, mi cultura, que no es que no lo hiciera, pero fue “in crescendo”: sentirme cada vez más gallega, utilizar más mi idioma sin prejuicios. También creo que me aportó en cuanto a mi personalidad, el ser más firme, no sé si tiene que ver con la edad, porque una va madurando, volviéndose más segura respecto a sí misma, pero me gusta mucho cómo en Argentina se plantan ante una idea y se hacen respetar sin que eso implique faltar al respeto a otra persona.

CEXT – ¿Te planteas regresar a España, a Vigo?

Marta: Está en mis planes para la jubilación, me quiero jubilar allá por la calidad de vida. Muchas veces dudo en si debería regresar porque Argentina es complicada. La inestabilidad económica y el acceso al consumo que tienes aquí no es el mismo que allá, entonces… esta es una ciudad muy dura y pienso muchas veces que allá es todo un poquito más fácil. Pero al mismo tiempo me gusta mucho lo que sucede aquí social y culturalmente, y creo que echaría muchísimo de menos eso. Por eso, creo que mientras resista y llegue a fin de mes, no vuelvo.

Imagen: Marta Villar.

Una entrevista de Cristina T. Guimarey para CEXT.

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí