Experiencias

Praga (República Checa)

Álvaro Llorente: “Para volver a tu ciudad o trabajar en tu país siempre hay tiempo”

29/03/2019

Álvaro Llorente es un cuellarano de 30 años que llegó a la República Checa para realizar el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) en la localidad de Ivančice y que, después de un breve paso por España, decidió volver, en este caso a Praga, para reinventarse en términos laborales y establecerse en una ciudad que, dice, sorprende cada día. Hablamos con él para saber un poco más sobre lo que supone hacer un voluntariado en otro país y, por supuesto, sobre el día a día en la capital checa.

CEXT– ¿Cómo surge la idea de hacer el Servicio de Voluntariado Europeo en la República Checa? Álvaro– Fue justo tras graduarme en Educación Primaria y Educación Física por la Universidad de Valladolid. Me encontraba estudiando inglés para poder sacarme un título certificado y un amigo mío que iba a realizar este voluntariado en Islandia me comentó la posibilidad que había de realizarlo en un pueblo de República Checa llamado Ivančice como ayudante de coordinación de actividades deportivas para niños y jóvenes de la localidad. Sin pensármelo mucho y sabiendo de las pocas posibilidades que tenía en España, decidí aprovechar esta oportunidad para formarme y tener una experiencia en el extranjero.

CEXT– ¿Qué destacarías de esta experiencia? ¿La recomendarías? Álvaro– Por encima de todo, en mi caso destacaría la acogida que recibí por parte de la organización y por el propio pueblo, que me ayudó en todo lo que necesité en cada momento. Por supuesto me quedo con las vivencias diarias que disfruté y la experiencia de preparar actividades para niños de los que me separaba una barrera idiomática importante y que hacía todo más interesante y divertido. Sin ninguna duda lo recomendaría tanto por lo profesional, como ya he comentado, como por lo personal, ya que me sirvió para conocer voluntarios de toda Europa que se encontraban en República Checa.

CEXT– Tras acabar el voluntariado, vuelves a España, pero luego decides mudarte a Praga. ¿Por qué? Álvaro– Básicamente porque me encantó Praga cuando la visité por primera vez y tenía claro que alguna vez quería vivir allí, y además en ese momento la situación de nuestro país no era la idónea para poder conseguir un trabajo. Así que, tras seis meses en casa, opté por volver a intentarlo, en este caso en la capital.

CEXT– ¿A qué te dedicas actualmente? Álvaro– El giro ha sido importante ya que en la actualidad trabajo en la empresa SAP Services en el departamento de finanzas. En un inicio quise buscar algo relacionado con lo que había estudiado, pero rápidamente me di cuenta de que con esto no llegaría para vivir de una manera digna en este país, así que decidí comenzar un nuevo camino en un ámbito totalmente diferente, pero del que disfruto en la actualidad.

CEXT– ¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Praga? ¿Y lo que menos? Álvaro– Por encima de todo, las amistades que tengo y que me llevaré para siempre esté donde esté. Es algo muy importante, ya que se convierten en un punto de apoyo esencial, aún más cuando estás alejado de tu familia. Por supuesto, me quedo también con el encanto que tiene esta ciudad, y es que por muchas veces que camines por ella no te deja de sorprender, así como con la amplia oferta laboral que ofrece y que te da la oportunidad de desarrollarte profesionalmente sin mirar tanto los títulos que tengas. Negativamente podría decir que el servicio al cliente en prácticamente todo tipo de establecimientos es nefasto, posiblemente por la cantidad de turistas que tiene esta ciudad, pero que no justifica el comportamiento de muchos a la hora de tratar a las personas, especialmente a las de fuera del país. A destacar también es la duración del invierno, que llega agotar mentalmente, y a la falta de calidad en los alimentos, sobre todo en frutas y verduras.

CEXT– ¿Algún consejo para los que decidan lanzarse a trabajar en la República Checa? Álvaro– Que no tengan miedo, tanto como si es para trabajar como para realizar algún tipo de voluntariado. Que tengan decisión y ganas de salir de su casa, y disfruten de nuevas experiencias, que para volver a tu ciudad o trabajar en tu país siempre hay tiempo.

CEXT– Para terminar, ¿tienes pensado volver a España en algún momento? Álvaro– Sí, desconozco cuándo, pero algún día habrá que volver.

                                                                                                                   Una entrevista de Curro Arenillas para CEXT

 

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí