Emprendimiento

En todas partes (En todas partes)

Corea del Sur, entre los países más innovadores y competitivos del mundo

22/03/2018

Considerada una de las economías más avanzadas y un referente en el continente asiático, Laura Valls, barcelonesa afincada en Corea del Sur y cofundadora de la consultora de internacionalización MLK Partners, señala al país por su afán emprendedor y todavía desconocido para muchas empresas y profesionales españoles.

En un encuentro digital organizado por Cext y Mundo Spanish enmarcado dentro del programa de webinar ‘Emprende por el mundo’, la empresaria destaca aspectos claves del destino, desconocido pero exótico para muchos y señala su carácter dinámico del país y juventud. “Si un producto funciona aquí, funcionará en toda Asia”, afirma.

El que hace apenas 60 años era uno de los países más pobres del mundo, gracias al esfuerzo de los coreanos por sacar su país adelante, ha hecho que la situación se revierta hasta lo que hoy en día es denominado uno de los ‘tigres de Asia’ por el gran avance que ha experimentado su economía, llegándose a convertir en uno de los más desarrollados del mundo.

Innovation Index Bloomberg (2017) lo sitúa en el puesto número 1 como país más innovador del mundo, también considerado por el índice The Human Development Index el más desarrollado de Asia Oriental. Además, su conexión a internet de alta velocidad también lo posiciona como primer país con mayor penetración de internet en la población facilitando la compra online. “El ecommerce no tiene nada que ver con España, está mucho más avanzado”, puntualiza Laura Valls.

Este contexto de gran dinamismo (incluso para muchos, futurista) tiene una cara negativa, pues se trata de una sociedad muy competitiva y esto llega al extremo de convertirlo en el país con mayor número de suicidios de la OCDE y el cuarto en el mundo. “Desde los 3 años están compitiendo por tener un sitio en la sociedad, entonces muchos coreanos no pueden soportar la presión que les ofrece la sociedad, su familia o sus estudios”.

En el ámbito de los negocios, Corea del Sur “es muy dinámico en exportaciones e importaciones” con una balanza comercial positiva (44.876 millones de ventas, un 8% más que compras al exterior). Su economía está muy saneada con una deuda que no supera el 38% del PIB (España está en el 99,40%) con epicentros comerciales y de población en Seúl, Busan, Incheon o Daegu. Además, la moneda local, el won Coreano (10€ = 13,18 KRW), goza de una alta estabilidad por estar vinculada al dólar.

El país europeo con el que tiene una mayor relación es Alemania, aunque el acercamiento con España no deja de crecer. Próximamente entrará en vigor el tratado conocido como Visa Working Holidays con el que jóvenes españoles podrán obtener un permiso para estudiar y trabajar durante un año. “Es un acuerdo que mejorará la vida y dará un alegría a estudiantes españoles que están esperando venir”, expone Laura Valls.

Cuando una empresa española quiere entrar en el mercado coreano o internacionalizar su negocio en el país, se encuentra con tres opciones:

  1. Constituir la empresa en Corea. Para ello hay que tener en cuenta las siguientes reglas:
  • Se categoriza como empresa coreana y se formalizará bajo ley Foreing Investment Promotion Act.
  • La empresa y el ciudadano extranjero tiene diferente personalidad jurídica y no hay responsabilidad patrimonial en el individuo.
  • Es imprescindible una inversión inicial de 90.000 €.
  • Declarar todos los beneficios domésticos y los del extranjero.
  • Pago de un dividendo.
  1. Establecer una sucursal. Características:
  • A través de la ley Foreing Exchange Control Act.
  • Se categoriza como empresa extranjera.
  • No existe diferencia entra individuo y empresa en responsabilidad corporativa.
  • Sólo se declaran los gastos-holdings domésticos y no existe fuente de beneficios doméstico.
  • No se pueden generar actividades que generen beneficios.
  1. A través de una empresa coreana, de un intermediario o de una agencia que cotiza como entidad coreana y que simplemente se encarga de hacer las gestiones. Para Laura Valls, “ésta es la opción más fácil y cómoda”.

Por otro lado, la emprendedora destaca que a la hora de internacionalizar un negocio la empresa española tiene que saber cuáles son los sectores más favorables para tener éxito.  Desde su punto de vista, los ámbitos con mayores oportunidades son alimentación, moda, tecnología, energías renovables, construcción naval, industria aeroespacial e industria química. Se trata de sectores en los que Corea no es número uno y, por lo tanto, no son tan competitivos como puede ocurrir con otros como electrodomésticos o los coches eléctricos.

Respecto a la posición del país en Oriente, “Corea es un referente en toda Asía en cuestión de moda, música, cosméticos. Tener un coreano que consume tu producto es una cosa buena”, asegura la empresaria española, “así que si existe una oportunidad, se debe aprovechar al 100%”.

Los coreanos se caracterizan por ser muy curiosos y son un público que está dispuesto a probar de todo, lo que ha convertido al país en un mercado test. Los resultados de estas prospecciones se conocen rápidamente y, normalmente, “si un producto funciona en Corea lo va a hacer en el resto de Asia”.

Para hacer negocios con los coreanos, Laura Valls señala que hay que respetar las fechas de entrega y ser puntuales, porque los coreanos son muy exigentes y es algo que valoran mucho. Por otro lado, aconseja comprobar que la empresa que va a introducir el producto en cuestión en el mercado existe y enseñarle a utilizarlo. Además, para que el producto realmente funcione, “hay que ayudarles también económicamente a promocionarlo”.

Un apartado que merece mención específica es el ecosistema de startups en Corea del Sur. Se trata de un fenómeno relativamente nuevo, pero de gran pujanza. Las startups se caracterizan generalmente por ser de IT -productos digitales de software basados en tecnología-, y para fomentar su desarrollo se ha creado el programa OASIS, dirigido a extranjeros por el que se obtiene un visado especial (D-8) para poder desarrollar el pitch del proyecto. Otros dos programas orientados al mundo del emprendimiento son el Seoul Global Startup Center y el K Startup Grand Challenge.

Un reciente caso de éxito dentro del entorno emprendedor es Rezi, una empresa fundada por el americano Jacob Jacquet. Se trata de una plataforma de currículums que vende su software a las universidades y que permite reunir currículums de estudiantes y conectarlos con empresas reclutadoras.

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí