Cultura

Buenos Aires (Argentina)

REPORTAJE: Asociación Navia de Suarna, un homenaje centenario a las raíces desde Buenos Aires

04/02/2019

La Asociación Navia de Suarna de Buenos Aires (Argentina) celebra este 2019 el centenario de su fundación, décadas de compromiso con los migrantes llegados desde esa pequeña localidad de la montaña de Lugo (Galicia, España) y que ahora afronta la nueva centuria con el férreo compromiso de seguir honrando y difundiendo las tradiciones naviegas en suelo argentino.

 

Los inicios

 Se estrenaba el año 1919 cuando “un puñado” de inmigrantes de Navia de Suarna, en su mayoría comerciantes, deciden asociarse “con el objetivo de la ayuda mutua”. Lo explicó emocionada una hija de naviegos y la actual presidenta de la institución, Miriam Fernández, durante un acto religioso celebrado el pasado 25 de enero, coincidiendo con la fecha de la asamblea constitutiva de la asociación. Se unieron para auxiliar a los asociados en caso de enfermedad, fallecimiento o repatriación, aunque poco a poco fue creciendo el número de afiliados y, con ellos, los servicios de la mutual.

Hay que tener en cuenta que Navia, hacia finales del siglo XIX, era un ayuntamiento agrícola situado en la comarca gallega de Os Ancares, por lo que sus habitantes permanecían aislados durante largos periodos a causa de las intensas nevadas. Según relata la titular de la entidad, esos primeros migrantes, en su mayoría analfabetos, se vieron a temprana edad embarcados en un vapor rumbo a América con un pequeño fardo de lienzo blanco como maleta y “la cultura del trabajo” como “mayor capital”. Al llegar, una ciudad mayúscula e intimidante se erigía a sus pies: Buenos Aires. El Hotel de Inmigrantes les servía de albergue durante los primeros días, hasta terminar con el papeleo migratorio, esperaban a que algún gestor les ayudara a encontrar trabajo y casa. La situación mejoraría exponencialmente con el paso de los años, porque los recién llegados contarían ya con una red de contención a este lado del océano que los ayudaba a instalarse y sentirse un poco más cerca de casa.

La sede

Mediante un esfuerzo mancomunado, la flamante institución alquiló varias casas en el corazón de Buenos Aires antes de lograr la ansiada sede propia. Esta llegaría en la década del 30 y, desde entonces, ha sido testigo de las idas y venidas de la entidad. Está situada en la calle Carlos Calvo al 2540, en el barrio San Cristóbal de la capital federal. Una casa de dos plantas donde funciona el afamado Café La Humedad, gestionado por el célebre cantautor argentino Cacho Castaña, sin duda imprescindible para el sustento económico de la entidad y donde cada semana hay una importante programación musical, con espectáculos de tango, entre otros.

La parte superior del inmueble es de uso exclusivo para la Asociación Navia de Suarna, que aglutina en la actualidad a unos 150 socios, un dato no menor si tenemos en cuenta que el municipio gallego que les da nombre apenas supera los mil habitantes, según el último censo del Instituto Nacional de Estadísticas.

El futuro de la institución

Una renovada comisión directiva y las nuevas tecnologías hicieron que, hace diez años, la institución tomase un nuevo impulso y se reintegrase en el colectivo gallego de Buenos Aires, se estrecharan lazos con el ayuntamiento gallego homónimo y con los representantes diplomáticos de España en Argentina. Todo con el fin de seguir potenciando las fiestas tradicionales de Galicia en Buenos Aires. “A 100 años de aquella fundación, la Asociación Navia de Suarna está vigente como en las mejores épocas”, asegura Fernández. Junto a la Agrupación Folclórica Os Xarelos trabajan activamente en la preservación y difusión de la cultura naviega en Argentina. De hecho, desde hace unos meses el órgano joven de la casa impulsa un proyecto para recuperar los trajes de danza tradicional y el repertorio de música propios de Os Ancares.

Se sienten orgullosos de seguir encontrándose en torno a la cultura gallega en territorio austral y animan a otros a sumarse, porque aunque mantener una institución de este tipo implica mucho esfuerzo, ver el resultado es “muy gratificante” y hace que “valga la pena”. “Lo importante es mantener las tradiciones y que sigan vivas”, aseguran.

Más actividades

La próxima fiesta por su centenario será el 2 de junio, cuando reunirán a socios y amigos de la casa en un almuerzo que ponga la guinda a su aniversario. Además, está previsto un acto cultural con el que seguir dando a conocer Navia de Suarna en Suramérica. La cultura es su bandera, por eso no dudan en participar con su conjunto de música y danza tradicional Os Xarelos en todos los eventos de la ciudad que pueden.

La Asociación Navia de Suarna de Buenos Aires entra de este modo a formar parte del selecto club de instituciones de la diáspora española que pasa de los 100 años de vida.

 

Imagen: fuente propia.

 

Un reportaje de Cristina T. Guimarey para CEXT.

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí