Cultura

Ho Chi Minh (Vietnam)

Adiós a la blanca Navidad en Vietnam

04/01/2019

Ahora que todos los españoles estamos bien empachados de polvorones, contentos con nuestros regalos, alguno que otro atragantado con alguna uva del fin de año y bien abrigaditos con nuestros jerséis navideños, toca conocer cómo fueron estas tan celebradas fiestas en Vietnam, un país culturalmente muy diferente en el que además las Navidades son más que cálidas.

 

Aunque Vietnam está lleno de templos, el 80% de la población no se considera religiosa y, del otro 20%, la mayoría son budistas, por lo que a uno no le sorprende que el único día festivo en estos meses navideños sea el 1 de enero.

De todos modos, el Fin de Año como tal que celebran los vietnamitas se guía por el Fin del Año Lunar, que se da normalmente a principios de febrero y es una fiesta de casi dos semanas de duración llamada Tet, en la que absolutamente todos los comercios están cerrados.

Sin embargo, lo que llama todavía más la atención es que, a pesar de no ser católicos, de no celebrar la Navidad, de no tener la tradición de entregar regalos -lo cual hace que las rebajas empiecen en diciembre y no en enero después de nuestra noche de Reyes-, y de no hacer el frío que caracteriza todas las películas navideñas, a los vietnamitas les encanta decorar la ciudad con belenes gigantes llenos de luces LED de colores, árboles de Navidad por doquier y muñecos de nieve hechos con goma espuma en cada esquina. Hasta encontramos numerosos papás y mamás Noel, sólo que estos llevan minifaldas y shorts, son imberbes y tienen 30 kg menos. Se tratan de Papás Noel acordes con la fisionomía y el clima vietnamita.

A pesar de no tener días festivos por estas fechas, la gran mayoría sabe que en occidente sí son días señalados, por lo que las Navidades son una excusa más para salir con los amigos de fiesta o a cenar todos juntos y las calles están todavía más llenas de gente e iluminadas que de costumbre.

Por lo tanto, en Vietnam no se celebra la Navidad, pero sí que se decora para todos aquellos que sí la celebran, y tampoco hay ninguna tradición como tal a celebrar en familia, aunque sí se salga con los amigos como si fuera una ocasión especial. Así que desde CEXT os animamos a todos a que experimentéis algún año las Navidades vietnamitas y esperamos que hayáis tenido unas buenas fiestas.

IMAGEN: Shutterstock

 

Un artículo de Claudia Lahuerta para CEXT

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí