Ciudadanía

En todas partes (En todas partes)

Formar una familia cuando cruzas la frontera

13/06/2018

familia

Hacer las maletas, coger un avión y comenzar una nueva vida en un país desconocido es para muchos un viaje con billete de vuelta, para otros, el inicio de una nueva vida a kilómetros de distancia de familiares y amigos. En ambos casos significa el inicio de una etapa igual de emocionante a la par que incierta.

“Me fui durante un año para terminar mis estudios y ya no he vuelto”. Quizás te sientas identificado con esta frase. Una buena oportunidad laboral o encontrar el amor, suelen ser las principales razones que hacen que los españoles no quieran volver al país que les vio nacer. El tiempo pasa y de pronto, dejas de ser estudiante, encuentras un trabajo acorde con tu formación, recibes un salario que cubre tus necesidades, decides dejar de compartir piso para vivir con tu pareja y un día decidís ser padres.

En CEXT nos hemos interesado en esta etapa de vuestras vidas y hemos lanzado una encuesta sobre la conciliación laboral y familiar como expatriados. Querer ser padre en el extranjero es una gran decisión, significa que tus hijos no crezcan en tu mismo país ni rodeados de la misma cultura, aunque no cese tu empeño en compartir el idioma y tus costumbres particulares en casa.

De las 238 personas que han completado nuestra encuesta a lo largo de una semana, hemos recibido la respuesta de 185 mujeres y 53 hombres. Tras su análisis, podemos decir que el 86% ha mostrado su interés en formar o dicen haber formado su propia familia fuera de España, tan solo el 9% se muestra reticente a hacerlo y un porcentaje menor, un 5%, todavía no ha tomado esa decisión.

Una vez dado este paso, el 35% de los encuestados afirma que tienen grandes dificultades para conciliar su vida laboral y personal. Un 28%, afirma tener alguna dificultad frente al 24% que afirma no tener ninguna. El 13% restante, hace referencia  a aquellos que todavía no ha tenido hijos.

A la hora de compatibilizar trabajo y familia, las políticas de conciliación en el país de origen otorgan a las empresas una serie de facilidades valoradas entre los usuarios, como es el horario flexible de entrada y salida, ayudas económicas por parte del Estado para el cuidado de los hijos, reducción de jornada, posibilidad de realizar jornada intensiva, disponer de guardería en el propio centro de trabajo o la opción de realizar trabajo a distancia desde casa.

Estos y otros aspectos son fundamentales para ofrecer a los padres los apoyos que necesitan y así puedan desarrollar sus responsabilidades parentales de la forma más favorable posible.

!Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí