Moscú (Rusia)

Experiencias

El precio de las cosas en Rusia o la volatilidad del Rublo

13/05/2015

El Euro es muy cómodo si queremos viajar por numerosos países sin preocuparnos del tipo de cambio. Sin embargo, en Rusia nos vemos obligados a incluir en nuestra ruta turística la búsqueda de una caja de cambio. Perdemos tiempo buscando ese céntimo de más en nuestro interés a la hora de cambiar del Euro al Rublo (₽).

Aquí, además, existe un frenesí diario: puedes levantarte con una ligera bajada del Euro y despertarte con una caída en picado del Rublo. Eso pasó hace unos meses, y los poseedores de Euros hicieron las compras del año. El Rublo es una moneda muy volátil, es el arma política de los países que quieren desestabilizar a Rusia. Por eso vivir aquí es tener que estar cada día pendiente de ello, y saber por qué ocurre. La vida en Moscú se podría decir que es cara, si la comparamos por ejemplo con Barcelona. Pero no todo es caro, normalmente, los productos y bienes producidos en Rusia son más baratos que en España. Vamos a ver algunos ejemplos de productos de aquí a un cambio de 58₽ por 1€:

Si hablamos de comida y utensilios del día a día que se venden en supermercados, donde más se notan los gastos mes a mes, podemos hacer una división entre las marcas más conocidas exportadas a la capital rusa y las producidas aquí. A continuación, podéis ver una comparativa de los precios en Rusia y en mi ciudad, Barcelona.

  • El desodorante “Axe black” a 289₽ (4,98€) y en Barcelona por 3,60€
  • Un vino catalán “Torres viña esmeralda” por 939₽ (16,18€) mientras que en España 6,69€;
  • Un bote de Kétchup “Heinz” por 99₽ (1,71€) y allí por 2,40€
  • 500g de espagueti de una marca italiana por 85₽ (1,47€) y como contra partida 0,89€ en mi ciudad.
  • Cereales “Nesquik” por 135₽ (2,33€) y allí por 2,18€
  • Galletas “Tuc” a 49₽ (0,85€) y en Barcelona a 0,75€.

Lo cierto es que los precios pueden estar por encima, aunque no de una manera muy exagerada. Por otro lado, tenemos los productos hechos aquí o en los países de la antigua URSS:

  • 1 libro de aceite de girasol por 105₽ (1,81€) y allí se puede encontrar por 1€;
  • 1kg de arroz a 69₽ (1,19€) y en España a 0,68€;
  • 1 litro de zumo de naranja a 55₽ (0,95€) y lo pude encontrar en Barcelona por 1€;
  • Y, por último, el licor de los licores en Rusia, el vodka. Medio litro del vodka más barato puedes encontrarlo por 220₽ (3,79€) y en Barcelona por 4,30€.

Los precios aquí también son cercanos, el problema es que las cantidades son pequeñas y las diferencias también lo son, pero cuando hablamos de grandes cantidades, las diferencias son importantes.

Si hablamos de transporte, la cosa varía notablemente, y Moscú se convierte en la ciudad ideal para vivir. Rusia es uno de los principales países productores de petróleo y la gasolina es mucho más barata que en España. El litro de gasolina ronda los 35,17₽ (0,61€) y en Barcelona se paga actualmente a 1,20€. Esto tiene la explicación lógica de la producción de petróleo. Vemos también la gran diferencia en el transporte público. Los precios en Barcelona son realmente abusivos: un billete simple en la ciudad de Barcelona cuesta 2,15€ y en la ciudad de Moscú 50₽ (0,86€). Pero más alarmante es la comparación en los bonos de viajes. Un billete de 60 viajes con todos los transportes integrados (es cierto que cada vez que cambias de transporte es un nuevo viaje) cuesta 1400₽ (24,15€), en cambio en Barcelona 50 viajes cuesta 42,50€. Aquí la diferencia sí que es muy grande, y esto en Moscú se agradece porque ir en transporte es esencial y necesario debido a las distancias y a las condiciones climáticas.

El ocio es otra de las partes que recoge bastante dinero del presupuesto mensual. Tomar una cerveza en el centro de la ciudad nos puede costar unos 200₽ (3,45€) y un “chupito” de la bebida preferida rusa en una discoteca del centro puede llegar a los 300₽ (5,17€). Cosa que en Barcelona la cerveza puede costar 2€ y el “chupito” de vodka 3€.

Pero en el ocio de espectáculos la cosa cambia. La entrada al cine vale 350₽ (6,04€) y una entrada al Teatro Bolshoi (uno de los más importantes del mundo), rondan entre 2000₽ y 5000₽ (34,49€ y 86,21€). Si eres estudiante estos precios cambian, y puedes encontrar entradas por 100₽ (1,73€), como aquí explico. La entrada del cine en Barcelona cuesta 7€ y el teatro, en este caso el Liceo, entre 19€ y 92€. Por último, si lo único que queremos hacer es comprar el periódico mientras fumamos un cigarrillo, aquí nos costará 67₽ (1,16€) la cajetilla y 37₽ (0,64€) el periódico. En Barcelona el tabaco cuesta unos 4,70€ y la prensa 1,20€.

Moscú, como muchas capitales importantes, puede llegar a ser una ciudad cara, pero con paciencia y tiempo, aprendes a saber dónde reducir el gasto mes a mes.

  • Rosario Ampuero

    Arequipa (Perú)

    hace 2 años

    Gracias por la información! Rusia siempre me ha atraído pero la verdad que da un poco de miedo las oscilaciones que se plantean en el artículo... :(

  • hace 4 semanas

    […] leyendo mi último post en […]